Auge Internacional

Wuhan regresa a la normalidad un año después del inicio de la pandemia

Un año desde el inicio de la pandemia de Covid-19, Wuhan intenta recuperar su normalidad tras ser la primera ciudad afectada por el virus.

MUNDO

Wuhan es famosa por ser la primera del mundo que enfrentó al coronavirus, por lo que es considerada como el origen de la pandemia.

Desde finales de 2019, el virus del SARS-CoV-2 afectó a la población de la ciudad china de Wuhan, donde se registraron miles de contagiados y fallecidos. Por lo que internacionalmente es conocida como el epicentro de la pandemia que rápidamente se expandió alrededor del mundo.

Pese a su trágica fama como la tierra natal del Covid-19, la Organización Mundial de la Salud considera difícil determinar si se originó en Wuhan. Un título que la población intenta superar luego del primer aniversario del estricto confinamiento decretado por las autoridades chinas.

El confinamiento obligó a 11 millones de personas a permanecer en completo aislamiento durante 76 días debido al rápido contagio del Covid-19. Por lo que actualmente, la metrópolis reanuda sus actividades regulares tras más de medio año sin nuevos casos de contagio.

Wuhan se recupera del Covid-19 pese al escenario global  

Aunque la ciudad de Wuhan anunció su regreso a la normalidad, el resto del mundo e incluso en otras ciudades de China, existe un escenario diferente. Principalmente debido a la tardía llegada del virus a otros continentes, el desarrollo de la vacuna y la aparición de nuevas mutaciones.

Las nuevas variantes del virus y la segunda ola de contagios, obligó a gran parte de Asia, América y Europa a decretar un nuevo confinamiento. Como parte de la estrategia implementada por los gobiernos para controlar la crisis sanitaria que afecta al mundo desde hace un año.

El presidente Joe Biden señaló que el actual estado de la pandemia en Estados Unidos podría causar la muerte de más de 600.000 personas. Una alarmante cifra que podría alcanzar el millón de fallecidos en territorio estadounidense. Debido a las secuelas sociales y sanitarias producidas por el Covid-19.

Brian Deese del Consejo Económico Nacional de la Casa Blanca indicó: “El pueblo estadounidense no puede darse el lujo de esperar”. Especialmente al tratarse de uno de los países más afectados por la pandemia de coronavirus que acumula más de 2,1 millones de fallecidos en el mundo.

La distribución de las vacunas también representa una problemática para muchos países debido a la cadena de distribución de la misma. Por lo que algunas naciones podrían tardar más tiempo en recibir las primeras dosis de cualquiera de las vacunas desarrolladas en la actualidad.

Motivo por el cual, a diferencia de Wuhan, gran parte del mundo deberá permanecer bajo un estado de alerta ante el virus y sus posibles mutaciones. Además de esperar por la erradicación del Covid-19 y la llegada de las vacunas, en un proceso que podría sumar un par de meses a la cuarentena internacional.

Salir de la versión móvil